Fue descubierto en el siglo XVI

Mateo Colón, un profesor de anatomía, fue quien mencionó por primera vez la existencia del clítoris en un libro suyo publicado en 1559. Colón aseguraba que el clítoris era la sede el placer femenino y denominó a este órgano genital el amor de Venus. Debido a su descubrimiento, este anatomista italiano fue perseguido por la Iglesia Católica, que se oponía fervientemente a la idea de que las mujeres disfrutaran del sexo.

Es el responsable de los orgasmos

Aunque algunos afirmen que para evitar cualquier confusión entre orgasmo vaginal, orgasmo anal u orgasmo de punto G, entre otros, deberíamos llamar a la cumbre del placer sexual de las mujeres simplemente orgasmo femenino, lo cierto es que el único orgasmo que existe es el clitoriano. Esto se debe a que todo orgasmo ocurre por estimulación directa o indirecta del clítoris, no hay orgasmo sin que el clítoris intervenga hinchándose, lubricándose y erectándose.

Clítoris significa «pequeña montaña»

La palabra clítoris proviene del griego kleitoris que significa pequeña montaña. Su nombre se explica porque los antiguos griegos sólo podían ver el glande del clítoris, es decir, su parte externa, que se asemejaba a una pequeña montaña que sobresale en la parte superior de la vulva.

Nunca envejece

La única parte del cuerpo humano que no envejece es el clítoris. Sí, así es, no envejece con el paso de los años por lo tanto su capacidad de dar placer se mantiene intacta a lo largo del tiempo.

No es como un botoncito

El clítoris no es un botoncito sino que es más bien como un iceberg del que sólo vemos la punta. El glande y el capuchón que cubre a éste son la única parte visible, sin embargo, el clítoris es un órgano más grande de lo que pensamos, tiene un cuerpo externo e interno y, como ya sabemos, su única función es dar placer.

Tiene una alta sensibilidad

Mientras el pene tiene 4 mil terminaciones nerviosas, el glande del clítoris tiene 8 mil y el cuerpo interno del clítoris tiene 15 mil más.

No existe otro órgano igual

Dentro del ámbito médico todavía persiste la creencia de que el clítoris es un pene pequeño y atrofiado pero nada está más lejos de la verdad, el clítoris no sólo es el órgano equivalente al pene sino que hasta podríamos decir que es una versión mejorada de éste: mientras el pene sirve no sólo para el placer masculino sino también para orinar, el clítoris sólo da placer. Recuerda que sólo las mujeres poseen un órgano como el clítoris, que está únicamente destinado a dar placer, pues no tiene ninguna función reproductiva. El clítoris tampoco está involucrado en el proceso de la orina, ya que éste se lleva a cabo gracias a la uretra, que se encuentra ubicada unos centímetros debajo del glande clitoriano.