La mejor web de sexo telefónico

Category Archives: Curiosidades

La diferencia entre sexo y género

Las personas, en el momento de nacer, son clasificadas en relación a:

Su Sexo: Está determinado por las características biológicas: hombre (macho) o mujer (hembra). Es inmutable, es decir no se cambia porque es una cualidad biológica.

Su Género: En función de su sexo, a las personas les son atribuidas determinadas características sociales y culturales que afectarán, a lo largo de su existencia, a las relaciones que mantengan con su entorno y consigo  mismas, señalándolas como femeninas o masculinas.

El sexo: Los seres humanos nacemos hombres o mujeres. La diferencia entre ambos se reconoce a través del cuerpo, más concretamente de los genitales y el aparato reproductor que marcan  la diferencia  biológica que nos define como seres sexuados.

El género: El género, en cambio, es una construcción social y cultural.

En función de la sexualidad de la persona e incluso antes de que tenga noción de sí, se le atribuyen determinadas características y/o cualidades (psíquicas, afectivas, actitudinales, de comportamiento, culturales y sociales). Estas características se implementan a través del conjunto de normas, prescripciones y representaciones culturales que  dicta  la sociedad sobre el comportamiento esperable y deseable para un sexo determinado:

Hombre = Masculino

Mujer = Femenino

De este modo, lo masculino y lo femenino queda absolutamente separado desde el momento en que la persona nace, teniendo  que responder cada sujeto  a unas expectativas, ajenas a él o ella, sobre las que no puede  decidir.

El género, lo femenino y lo masculino, es modificable, es decir está sujeto a transformaciones porque  sus atribuciones son culturales y la cultura, además de ser diversa, es cambiante.

¿Quién tiene más sexo solteros o casados?

Uno de los errores que más practicamos con respecto al sexo es el de evaluarlo de acuerdo al estado civil que tienen las personas involucradas. Sin embargo, parece que esto no es concluyente. Estamos hartos de escuchar la expresión de “tienes menos vida sexual que un casado”. Pero, ¿hasta qué punto esto es cierto? ¿Es más y mejor la actividad sexual de las personas solteras? Debido a la guerra entre ambos estados civiles, son varios los estudios que recogen las preguntas para mostrar resultados óptimos.

De forma común, los solteros se creen que son los que tienen una mayor y mejor vida sexual. Las parejas casadas, por el contrario, quedan relegadas a un segundo plano debido a las múltiples tareas a las que deben hacer frente. Si se tienen niños, estos ocupan gran parte del tiempo, sino, la rutina, dicen, consigue matar el deseo. ¿Es esto verdad?

Para llegar a las conclusiones oportunas, es bueno echar un vistazo a los estudios realizados sobre el tema. Descubre quién tiene más sexo. ¿Los solteros, como creen, o los casados?

Sin apoyarse en ninguna base científica, es común pensar que los solteros son los que más y mejor sexo tienen. Los casados, sin embargo, parece que se quedan algo atrás en materia sexual y suspenden los exámenes propuestos por el primer grupo. Puede que esté relacionado con las quejas continuas de las parejas estables del exceso de rutina, el cansancio por los niños, la falta de imaginación, etc.

Por tanto, son los solteros los que creen ganar esta lucha que se lleva librando desde hace varios años. Las personas sin pareja estable tienen la oportunidad, eso es innegable, de tener más actividad sexual o, al menos, más variada. Su estado de soltería les permite tener muchas más parejas sexuales, por lo que no sería descabellado pensar que sus sesiones amorosas serían también más numerosas.

No obstante, para demostrar estas creencias tan arraigadas en la sociedad de hoy en día, podemos echar un vistazo a diversos estudios que se han dedicado a acabar con los mitos o a terminar de darle, por fin, la razón a los solteros. ¿Quién disfruta de más sexo basado en encuestas fiables?

Consejos para potencializar el sexo

El sexo es una práctica que aunque sea muy deliciosa puede tornarse monótona y por ende puede ser un aspecto que comience a fracturar la relación en este sentido Por ello para que no te ocurra esto y el aspecto de la intimidad esté en todo su potencial con tu pareja, aquí te dejaremos algunos tips para potencializar el encuentro sexual.

Así es, el sexo es muy importante en la relación, tanto como lo que se haga en este, no por nada existen tantos juguetes, conjuntos, técnicas y productos que hacen de esta práctica una experiencia única. Un claro ejemplo de estos son estos tips que potencializan y rompen la monotonía de dicho acto, así que comencemos.

SUGERENCIAS AL OÍDO 

Lamentablemente hablar de sexo aún es un tabú y por ende hacer sugerencias al respecto está mal visto, sin embargo esto no debe de ser así, menos con tu pareja puesto que también en los temas de la cama debe existir la comunicación.

Tras lo anterior un tip de gran ayuda es susurrarle al oído algunas de las cosas que te gustaría que haga, siempre y cuando tomes en cuenta los límites y gustos de tu pareja; si aún no sabes mucho pueden hablar sobre sus placeres sexuales.

EMPLEA LAS MANOS, BOCA Y UÑAS

Qué sensación tan única cuando pasamos nuestras uñas por todo su cuerpo o en alguna zona en particular y sentimos cómo se acelera su respiración, esto sumado con las manos y la boca  sin duda alguna le pondrá un gran ingrediente al acto sexual.

ACARICIA SU CABELLO

Este es uno de los aspectos que no tendrían ni por qué mencionarse puesto que es una muestra de afecto que nace cuando estamos con la persona amada, sin embargo es de suma importancia recordarlo porque es una de las cosas que tu pareja amará y que potencializará el sexo.

El sexo entre los homo sapiens y los neandertales

Durante décadas se pensó que las distintas especies humanas se habían desarrollado de forma independiente, pero cada vez hay más estudios que señalan que, realmente, pasó todo lo contrario, que hubo mezclas y cruces en los que el flujo genético iba de un lado para otro. Homo sapiens y homo neanderthalensis, por ejemplo, comparten un pasado enredado. Estos dos tipos de homínidos, a lo largo de la historia, se han apareado no solo una vez, sino en múltiples ocasiones. Se ha descubierto que la huella de estos emparejamientos es especialmente fuerte en Eurasia, donde las personas tienen material genético vinculado directamente a los neandertales de las montañas de Altai, situadas en lo que actualmente es Siberia. No se trata de una sola introgresión de material genético de los neandertales. Es una auténtica telaraña de interacciones que sucedieron una y otra vez, donde diferentes homínidos antiguos interactúaron entre sí. En un artículo publicado en 2016 ya se apuntaba, en base al análisis del fósil de una falange de un pie de neandertal, que los apareamientos entre ambas especies se remontan a hace como mínimo 100.000 años de antigüedad y que fue una conducta recurrente allí donde sapiens y neandertales coincidieron.

Otras investigaciones también han demostrado que los neandertales vinculados a la Cueva Vindija, en la actual Croacia, contribuyeron con su ADN a las poblaciones euroasiáticas modernas. “Nuestros resultados refuerzan el concepto de que el código genético de los neandertales ha sido tejido en el genoma humano en múltiples ocasiones a medida que nuestros antepasados se encontraron con los neandertales una y otra vez en diferentes partes del mundo”, señalan los investigadores.

La cuestión es que es muy probable que los sapiens se cruzaran con diferentes grupos de neandertales en diferentes momentos de su expansión a otras partes del mundo. Y no solo se mezclaron con neandertales, sino que también lo habrían hecho con denisovanos y, potencialmente, con otras poblaciones de homínidos aún desconocidas.

Estos eventos de introgresión pueden haber contribuido a la variación de los humanos existentes, con consecuencias biomédicas y evolutivas. Especialistas de la Universidad de Stanford incluso han apuntado que nuestros primos lejanos habrían desaparecido hace alrededor de 40.000 años por culpa de las enfermedades propagadas por los homo sapiens. Para comprobar sus hipótesis, los científicos de Buffalo (EEUU) analizaron el genoma de cientos de personas de ascendencia euroasiática buscando fragmentos de material genético que pudieran haber sido heredados de los neandertales. Los estudios realizados dieron como resultado que, a través de las poblaciones de Eurasia estudiadas, se podían rastrear parte del material genético hasta dos linajes concretos de homo neanderthalensis: uno representado por los restos que fueron hallados en la cueva de Croacia y otro ejemplificado por un neandertal cuyos restos fueron descubiertos en las montañas de Rusia. Los investigadores también descubrieron que las poblaciones modernas estudiadas comparten, además, deleciones genéticas con los linajes de Vindija y Altai. Para los especialistas, cada genoma antiguo secuenciado parece crear una perspectiva completamente nueva para comprender la evolución humana. Y cada nuevo genoma analizado en el futuro puede cambiar completamente la historia.

Tener sexo durante la cuarentena

¿Es bueno, sano o adecuado mantener relaciones sexuales durante la cuarentena por el coronavirus? No es una pregunta menor, pues España entera se encuentra ahora en situación de confinamiento tras la expansión del virus por el territorio nacional y es una situación en la que ya se encuentran o se van a encontrar una mayoría de países del mundo. Y esa misma pregunta se la ha hecho el diario inglés ‘The Guardian’, que ha hablado con tres expertos sobre la idoneidad de tener sexo en situación de cuarentena.

La pregunta clave es: ¿se puede o no se puede? «Si un miembro de la pareja está infectado, lo ideal es mantener la distancia el máximo posible», expone Justman, mientras que la doctora Julia Marcus opina: «Para personas sin síntomas y que no ha estado en contacto con infectados, es otra historia. El sexo es una buena manera de divertirse y liberar ansiedad durante una época muy estresante». Aunque sí se recomienda claramente no tener sexo con nuevas parejas en este proceso: «El sexo ocasional debería decaer bastante en las próximas semanas», comenta Rodríguez-Díaz.

«Cuanto antes practiquemos el distanciamiento social, antes evitaremos nuevos contagios y antes podremos cambiar este modo de socializar en que estamos metidos. No hay que pensar en el futuro, sino en el presente. Es una buena oportunidad para conectar con posibles parejas sexuales a través del ‘sexting’ o con videollamadas», cierra Rodríguez-Díaz en relación a las personas solteras que, por desgracia, tendrán que esperar a que este proceso acabe para volver a mantener relaciones.