La mejor web de sexo telefónico

Category Archives: Sexo

Tipos de penes y sus características

1. Pene lápiz

Se trata de la forma de pene más habitual, completamente recto y algo puntiagudo hacia la parte final. Se adapta muy bien a la estrachez de la vagina y permite practicar una gran variedad de posturas sexuales logrando mucho placer en la mujer. Es un tipo de pene perfecto para la práctica de sexo anal. Se recomienda la práctica de posturas clásicas, ya que este tipo de pene estimula la vagina de forma homogénea. Eso sí, se debe tener cuidado con el tamaño, pues si el pene es muy largo puede llegar a provocar dolor durante la penetración.

2. Pene curvo

Es la segunda forma de pene más común entre los hombres, que se caracteriza por una ligera curvatura. Es importante tener en cuenta que la curvatura en cuestión no debe verse como algo negativo, ya que puede dar mucho más placer que otros tipos de penes. La forma de este tipo de pene permite llegar fácilmente al punto G. Según su curvatura, se recomiendan distintas posturas sexuales, pues algunas pueden resultar dolorosas. Con este tipo de pene, el sexo anal también puede resultar un poco más molesto.

3. Pene seta

El pene seta se caracteriza por tener la zona del glande más pronunciada que el tronco, algo que se ve incrementado en caso de circuncisión. Esta forma tiene un punto fuerte a destacar y es que el glande de gran tamaño puede estimular la zona vaginal más sensible, la uretroclitoriana, que es donde se ubica el punto G. También cabe destacar que la forma de este pene aporta más sensibilidad al hombre, ya que dispone de más superficie sensible en su órgano sexual. Esto resulta ideal para practicar el sexo oral. Como punto débil, se debe tener cuidado cuando el pene entra en la vagina, pues puede resultar algo molesto para los hombres.

4. Pene cono

Este tipo de pene tiene un glande fino que se ensancha hasta llegar a la base. Esta morfología lo convierte en un tipo de pene ideal para la práctica del sexo anal. Como en el caso del pene seta, el tipo cono también estimula la zona uretroclitoriana cuando el pene entra en la vagina. Las posturas sexuales más adecuadas para disfrutar del máximo placer con este tipo de pene son aquellas que permiten una gran profundidad de penetración.

5. Pene plátano

Este tipo de pene se llama así porque su forma es muy parecida a la de un plátano o una banana, siendo más estrecho en la base y la punta y más ancho en su tronco. Se trata, según los expertos, del mejor tipo de pene para la penetración, ya que su forma estrecha en el glande facilita la dilatación, por lo que se adentra de forma suave.

Curiosidades sobre la sexualidad

Estas son algunas curiosidades:

¿Qué es el clítoris?

El clítoris es el órgano sexual femenino cuyo único propósito es otorgar placer a las mujeres. Está formado por tres partes: el glande, el capuchón y las raíces. El glande clitoriano se llena de sangre con la excitación sexual y se torna ligeramente más grande. Tiene tantas terminaciones nerviosas como el glande del pene, pero en un área más pequeña, por lo que es una zona asombrosamente sensible. Además, cuenta con glándulas productoras de aceite que dan una apariencia brillante, a la vez que permiten al prepucio deslizarse sobre él. El tamaño del cuerpo del clítoris (glande y capuchón) mide aproximadamente 0,5 cm y sus raíces alrededor de 7,5 cm, con lo que el promedio de longitud de dicho órgano está entorno a los 8 cm.

¿Por qué a los labios menores también se les conoce como ninfas?

Los labios menores son conocidos como ninfas porque son los encargados de dirigir la orina, así como las ninfas son deidades femeninas que se ocupan de encauzar el agua de las fuentes y los manantiales. Además, los labios menores son la analogía, desde un punto de vista embrionario, de la piel del pene masculino, por lo tanto también son una zona erógena muy sensible a las caricias.

¿La ausencia de himen implica virginidad?

Rotundamente no. No, por diversos motivos: el himen de algunas mujeres desaparece totalmente antes del nacimiento; después nos encontramos en que ciertas actividades cotidianas de la niñez pueden hacer que desaparezca; luego está el uso de tampones; y, por último, existe el “himen complaciente”, el cual deja pasar el pene sin romperse. En definitiva, sólo el 50% de las mujeres sangra después del primer coito.

¿Hay varios orgasmos femeninos?

La verdad es que no, que sólo se conoce el orgasmo clitoriano. La explicación viene dada del hecho que aunque el orgasmo sea popularmente conocido como “orgasmo vaginal”, este se produce gracias a la estimulación de las raíces internas del clítoris (anteriormente mencionadas) pese a que se haga a través de la vagina. De la misma manera que mediante la penetración anal, también se estimulan dichas raíces que como hemos enunciado en una de las respuestas precedentes tienen una longitud de unos 7, 5 cm.

¿Existe la eyaculación femenina?

En 1982, A.K.Ladas, B.Whipple y J.D. Perry popularizaron el punto G femenino como una zona erótica situada en la pared anterior de la vagina. En esta parte, se encuentran las glándulas uretrales y periuretrales, las cuales son las responsables de la eyaculación femenina en el momento del orgasmo. Es más, diversos estudios bioquímicos encontraron en esta eyaculación, el mismo tipo de marcadores específicos (antígeno prostático específico, fosfatasa ácida y glucosa) que los de la próstata masculina. Asimismo, también contiene substancias antimicrobianas como es el caso del zinc, cuya función es la de proteger de posibles infecciones urinarias, lo que supone una ventaja evolutiva respecto al pasado.

¿Es importante el tamaño del pene?

Según un estudio de la Asociación Española de Andrología llevado a cabo en el año 2001, la longitud media del pene en erección en España (es este estado óptimo para medirlo) son 13,58 cm. Por lo tanto, se considera “micropene” aquel órgano genital masculino que se encuentre por debajo de 7,1 cm. Además, las vaginas tienen entre 9 y 12 cm de profundidad, por lo que ¿qué utilidad tendría tener un pene con una longitud mayor a la de la profundidad de la vagina? Estos datos, aunque son curiosos de saber, también son útiles para afrontar la ansiedad comparativa que padecen algunos hombres en relación al tamaño de este órgano.

¿Cuál es el mayor órgano sensorial?

La piel humana es el mayor órgano sensorial, con hasta 2 metros cuadrados de extensión y más de 80.000 nervios ultrasensibles. De igual forma, el concepto de la piel como zona erógena fue ideado por Freud, quién remarcó que el placer sexual no se limita solamente a los órganos genitales sino que se encuentra en todo el cuerpo.

¿Por qué se dice que “el amor es ciego”?

Según los resultados de estudios llevados a cabo por RNM (Resonancia Magnética) se ha visto que el amor desactiva regiones de la corteza frontal (pensamiento y planificación del futuro) y prefrontal (razonamiento consciente y juicios morales) y activa regiones relacionadas con el placer y la atención focalizada (área tegmental ventral, núcleo caudado). Aunque las respuestas a algunas de estas preguntas son sólo un ínfimo porcentaje de la información relevante para gozar de una favorable vida sexual, es importante, romper el tabú que envuelve este ámbito de nuestras vidas. Además, también es esencial consultar con los especialistas ante la aparición de contrariedades con el fin de contrarrestar los mitos que impiden que dicho disfrute se lleve a cabo.

 

El sexo hace que las mujeres envejezcan más tarde

De acuerdo a una investigación llevada a cabo por la Universidad de California, mantener relaciones sexuales con frecuencia aumenta el tamaño de los telómetros de las mujeres. ¿Qué son? Pequeños recubrimientos de las cadenas de ADN estrechamente ligadas con el envejecimiento, el fortalecimiento del sistema inmune y la disminución del estrés.

Estos componentes se encuentran al final de cada cromosoma y con el paso de los años se desgastan. Asimismo, si se combina una alimentación poco saludable con el abuso de sustancias nocivas para la salud como el consumo de alcohol, cigarrillos y/o drogas, pueden acelerar el proceso de envejecimiento de las personas.

El estudio fue llevado a cabo por el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de California y de la Universidad de Columbia británica de Vancouver, Canadá.

Según informaron, “las relaciones sexuales de alta calidad demostraron ser beneficiosas para la salud física y mental”. El estudio examinó la satisfacción general de relación y percepción de estrés, así como los reportes diarios del apoyo de las parejas, niveles de conflicto, e intimidad física obtenida en el transcurso de una semana en una muestra de 129 madres con estrés alto y bajo.

Se examinó la longitud de los telómetros en sangre completa, así como en las dos subpoblaciones de células: mononucleares y granulocitos”, subraya el texto científico. Los telómeros son secuencias repetitivas de ADN no codificante del cromosoma que lo protegen de cualquier daño, gracias a su ubicación coincidente con el final de la estructura. Cada vez que una célula se divide, los telómeros se acortan, y cuando se vuelven de tan poca extensión, la célula ya no puede dividirse».

Para realizar el experimento, los investigadores analizaron la vida íntima de 129 mujeres y tomaron muestras de sangre antes, durante y luego del acto sexual. Allí descubrieron que las participantes que habían mantenido relaciones sexuales al menos una vez a la semana a lo largo del estudio presentaban telómeros más largos y saludables, lo que posibilita que las células se puedan reproducir con más frecuencia.

Este efecto, persistente en el tiempo, puede hacer que los hombres y mujeres se vean entre cinco y siete años más jóvenes debido a todos los beneficios que conlleva para la salud cardiovascular el sexo, incluso en la piel, y en el estado de ánimo.

La calidad del sexo no afectó en los resultados del estudio. Los telómeros se alargaban incluso en los casos en los que las mujeres afirmaron no estar satisfechas con la relación sexual.

En cuanto a la relación de la longitud de los telómeros con la satisfacción, el apoyo diario percibido en la pareja o los niveles de conflicto manifestados por las mujeres que participaron en el estudio, los análisis no revelaron asociaciones estadísticamente significativas entre estas variables.

Según explicaron desde la Universidad de California, estos datos proporcionan información preliminar de que la intimidad sexual está asociada con una mayor longitud de los telómeros, estrechamente relacionados con los procesos biológicos por los cuales se evita el envejecimiento y los signos del paso del tiempo.

 

Posturas con las que ella llegará al clímax

Aunque parezca complicado, practicar sexo oral a tu mujer debe ser algo divertido con lo que ambos disfrutéis y no convertirse en una espiral de sufrimiento.

La importancia de los preliminares en las relaciones sexuales no es un secreto. Hay numerosos estudios y referencias de profesionales que evidencian que las mujeres necesitan juegos previos, caricias por todo el cuerpo y charla antes de practicar el coito para que este sea satisfactorio.

Además, no es necesario que llegues a la penetración, muchas veces con el sexo oral es suficiente para que ambos lleguéis al clímax y disfrutéis al máximo. A ninguna mujer le gusta que vayas directamente ahí. Tómate tu tiempo. Los besos, la estimulación de los senos y los pezones, los mordiscos por el interior del muslo forman parte del plato que te vas a comer.

Debes esperar hasta que tu pareja esté lo suficientemente caliente para que te suplique que acabes entre sus piernas. Si vas demasiado rápido acabarás con todo el encanto. Succionar es la clave para muchas (recuerda que algunas mujeres ya han empezado a comprarse juguetes que realizan esta acción). Absorbe con delicadeza cada rincón. Combina las succiones con lametones. Hemos de decir que esto es solo para expertos: si no controlas, no lo hagas, ya que una absorción muy fuerte puede llegar a ser incluso doloroso.

No te pases con la velocidad, el ritmo lo marca ella: basta con interpretar las reacciones que provocas en su cuerpo. Para que todo esto salga bien, hay algunas posturas que favorecen este máximo placer. La primera es esta:

Ella deberá acostarse boca arriba en la cama con las rodillas flexionadas y las piernas ligeramente abiertas. Él entre ellas mientras su pareja agarra su cabeza y la presiona hacia su clítoris. Ambos podéis disfrutar de una experiencia excitante que sin duda será el preludio perfecto de un encuentro explosivo. Con esta posición se consigue que el ángulo entre la boca y el órgano femenino se vea favorecido.

Que tu único contacto no sea solo con la lengua. Utiliza tus dedos para agarrarte a las nalgas y ponle ganas, no te quedes a medias. A la mayoría de mujeres les encanta que agarres su cadera y trasero mientras estás ahí.

Esta posición es prácticamente igual, pero las piernas deben estar abiertas como si fueran las alas de una mariposa. En cualquiera de los dos casos ella debe estar tumbada para que esté relajada al máximo. Gracias a ambas posturas se contribuye a que los músculos vaginales se relajen, por ende, la vagina lubrica de forma natural. También le otorga el pase del poder a la mujer, algo muy excitante para el hombre ya que ella puede mover sus caderas y decidir el ritmo.

Dormir separados puede mejorar el sexo o no

Solo o acompañado. Depende, como todo en esta vida, pero cuando se trata de dormir las opiniones son muchas y muy variadas. Están los que disfrutan la cama compartida y los que prefieren tener su espacio y huyen de los ronquidos, los movimientos involuntarios… o simplemente prefieren tener su espacio propio. Descansar en camas separadas o hasta en diferentes dormitorios no es nada nuevo, durante siglos la aristocracia ha dormido en habitaciones distintas, pero luego gracias a las películas y a que las casas son cada vez más pequeñas las parejas vieron complicado poder descansar en espacios distintos.

Según un estudio realizado por Sleep Council británico el porcentaje de personas que hoy duerme en camas separadas aumentó del 8% al 12% en cinco años. El mismo asegura que casi un cuarto de las parejas elige el descanso por separado aunque sea parte de su tiempo.

En Estados Unidos una de cada diez parejas decide pernoctar en habitaciones diferentes. Otro trabajo sobre este tema, este elaborado por la Universidad de Nuremberg, en Alemania, señala que las dificultades de sueño de una persona pueden afectar el buen descanso de la otra. La apnea y los ronquidos encabezan la lista de trastornos. Además, según la investigación, los problemas de sueño y los conflictos de pareja están relacionados.

Any Krieger, psicoanalista de APA experta en vínculos, confirma que con la modernidad nació la cama matrimonial. «En el momento en el que los campesinos se mudaron a las ciudades y tuvieron que construir casas más compactas”.

Sin embargo, afirma que la tendencia existe y que una de las grandes limitaciones tiene que ver con lo económico. “No es lo mismo vivir en 200 metros cuadrados que en 50”, insiste.

Volviendo al estudio del Better Sleep Council, la investigación añade que otro beneficio de dormir separado, además de tener un mayor descanso es el incremento en las relaciones sexuales.

Perder a la pareja del lado de la cama podría ser un incentivo para mantener relaciones. La sexualidad queda mermada por la rutina; dos camas y dos habitaciones pueden surgir efecto para mejorar las relaciones sexuales, ya que desciende lo rutinario y se echa de menos a la pareja.

Eso sí, para que este “divorcio de cama” funcione, lo importante es que ambos quieran y acepten esta práctica, ninguno de los dos debe sentirse despreciado.