Los trucos son sencillos. Primero y principal es buscar un lugar donde no os molesten los niños que pasan para ir al colegio, los ciclistas y en general la gente que puede pillaros practicando el acto sexual. En todas las ciudades hay «picaderos» donde podréis aparcar el coche, ajenos del mundanal ruido y de miradas curiosas. Quizá, como consejo, sea mejor hacerlo por la noche, pero eso ya es decisión vuestra. Otra solución es tintar los cristales, pero quizá no te compense si no utilizas el coche mucho para realizar el acto sexual.

Ahora el dónde también tiene un doble significado, ¿qué parte del coche es la mejor? Nosotros te sugerimos los asientos traseros, porque así prescindirás de volantes y claxon, palancas y cualquier otro artefacto que pudiera molestaros.

Tampoco es plan de que os pongáis a experimentar con posturas de contorsionista. Debéis convertir al misionero en vuestro mejor amigo, porque al fin y al cabo el sexo en el coche es un poco como el tetris pero con tu pareja. Para que estéis cómodos lo ideal es conservar un poco de espacio, que nadie se dé en la cabeza, sufra una contractura o, en definitiva, esté deseando que acabe ya. Aunque parezca difícil, otras buenas posiciones son la vaquera o incluso la cucharita.

Es buena idea también que elijas ropa cómoda. César, de 25 años, sugiere en la revista masculina «Men´s Health» usar toda esa ropa que os vais a quitar como almohadas para que ambas cabezas estén a salvo de la puerta del coche. Él asegura que el estilo perrito también es posible, aunque no lo recomendamos puesto que no es, técnicamente, sexo dentro del coche: uno de los participantes está, en efecto, en el interior, pero el otro, con los pantalones bajados, tiene que abrir la puerta y colocarse fuera. Una postura ideal para altos pero con la que, quizá, debáis trasladaros a las afueras de la civilización humana para estar completamente seguros de que nadie os va a pillar. ¿Merece la pena? Revisa el depósito antes.

Si lo que realmente te preocupa es si pueden multarte por hacerlo en el coche, lo cierto es que la sanción depende de la actividad que estés realizando. Por ejemplo, si una pareja es sorprendida teniendo sexo oral en el coche, el conductor puede ser multado por conducción temeraria.