Para saber cuáles son las posturas en las que se obtiene mayor rendimiento, se realizó un estudio sobre 112 parejas heterosexuales, en el que los participantes utilizaron pulseras que midieron su actividad cardíaca y el consumo calórico durante media hora de sexo. Y a partir de esa investigación determinaron las 12 posturas que queman más calorías, y también las que proporcionan más placer.

1. En cuclillas

Puede que no sea la postura más cómoda para las mujeres, pero sí la que más calorías consume, y una de las más placenteras. De media, se pueden quemar 188 calorías cada media hora si se practica sexo en cuclillas. Pero este número puede incluso incrementarse si se le pone un poco de velocidad al movimiento, llegando hasta 224. Aunque los hombres no obtienen tanto beneficio físico con ella, porque permanecen tumbados, salen reforzados en placer.

 

2. El yunque modificado

La postura que más energía requiere de los hombres es una especie de yunque modificado: hasta 211 calorías en media hora. La acción la marca el varón, de pie y semi agachado, pero la implicación de la mujer también es notable, puesto que se encuentra en posición invertida. De hecho, es la segunda posición que más calorías quema para ellas (unas 179 calorías en 30 minutos).

 

3. La carretilla

Esta carretilla, en la que el hombre marca el movimiento y sujeta una de las piernas de su compañera, es uno de los ejercicios más completos en la cama (o mejor fuera de ella) para ambos. “Él, principalmente, trabaja brazos y muslos. Ella, sobre todo, brazos, lumbares y abdominales”, comparte la sexóloga. Supone un consumo de unas 167 calorías en el primer caso, y 149 en el segundo.

 

3. El loto

Una de las posturas más prácticas cuando el deseo asoma fuera de la cama es disfrutar del coito de pie. Es necesario un nivel de fuerza aceptable para soportar el peso de la pareja, poner el cuerpo en movimiento y disfrutar, al mismo tiempo. Para los hombres es muy interesante a nivel calórico, ya que se consumen alrededor de 198 cada media hora. La mujer también debe esforzarse en no caerse, lo que conlleva un gasto de 145 calorías.

 

5. La amazona

En esta postura, dirigida por la mujer, se trabajan sobre todo los cuádriceps, abdominales y, también, los brazos. Se trata de un ejercicio completo en el que se emplean 139 calorías. “Él permanece fundamentalmente en descanso”, señala la experta. No obstante, este estado de pasividad requiere de unas 48 calorías cada media hora.